La gente emocionalmente inteligente utiliza esta frase para ganar respeto y mejorar sus relaciones. Solo tiene nueve palabras y es brillante

  • hace 19 días