Illa gana pero la debacle de ERC complica un gobierno de izquierda

  • el mes pasado
Salvador Illa celebró este domingo la victoria del PSC en las urnas recordando que "es la primera vez que el PSC gana unas elecciones catalanas en votos y escaños". Pero el resultado del 12M ha certificado el fin del procés con una caída de los partidos independentistas que han pasado del 52% de los sufragios obtenidos en 2021 al 43% este domingo. Un descalabro que se explica por la estrepitosa caída de ERC, que no consigue rentabilizar Carles Puigdemont, pese a la subida en tres escaños. Tampoco la entrada de la ultra Sílvia Orriols, con dos diputados para Aliança Catalana, compensa la caída de la CUP, con cinco escaños menos.