Llevaba años esperando un juego de terror como este: Análisis de The Callisto Protocol
  • el año pasado